Con Carolina fuimos compañeras de trabajo hace varios años en un Café de barrio italia. Ella como garzona y yo como barista.

La recuerdo siempre inquieta, eficiente y responsable, convirtiéndose allí y en sus futuros trabajos en líder de equipo por su fuerza y manejo grupal.

Caro las hace todas; ha sido garzona, barista, administradora. Y ahora desde su profesión (diseño gráfico) continúa ligada al mundo cafetero realizando material gráfico para cafeterías y/o eventos del rubro, pudiendo compatibilizar su desarrollo profesional con las tareas que implican la maternidad.

De esta manera, l@s invito a conocer un poco más de esta Mujer del Café.

¿Cuál fue tu primera experiencia con el café?

En 2010, cuando estaba empezando a estudiar diseño gráfico, entré a garzonear, como para trabajar y estudiar. Fue en una cafetería muy chiquitita de barrio que se llamaba Rendebú, pero no era de especialidad, no hacían art latte -que lo conocí después- ni trabajaban con café tostado en Chile, pero fue como el primer acercamiento al tema del café; aprendí qué era un espresso, un capuccino, etc.

Y después de trabajar ahí llegué a La Candelaria. Ahí empecé a cachar más el tema del café de especialidad, ahí tuvo más que ver.

Igual dentro de todo en el Rendebú, como cachaban que yo estudiaba diseño gráfico me pedían hacer pizarras igual, pero con tiza, algo rápido, ahí empecé a incursionar en el café con las tizas, a dibujar.

¿Cuál es tu relación actual con el café?

Ahora estoy más que nada enfocada en hacer pizarras y también parte gráfica; murales, logos, hasta carta he hecho de cafés, cafeterías de especialidad sobre todo.

Esto lo empecé a hacer el año antepasado. Partí cuando una cafetería me pidió hacer un pendón tipo mural que era gigante y ahí me empezaron a salir otras peguitas pequeñas- algunas que podía tomar y otras que no, porque mi hija era muy chica- y ahora último decidí, como ya tengo mis tiempos más organizados, enfocarme más en esto, en el tema de las cafeterías y murales, pizarras, etc., porque me gusta el tema y conozco el tema, se me hace más fácil también.

ponte tú cuando quieren la carta de café no me tienen que explicar, es cosa que me digan lo que quieren y ya sé de qué se trata.

Y de hecho hace poco me pidieron una en Puerto Varas.

Y como el mundo es chiquitito igual todo el mundo empieza a pasar el dato de que hago pizarras, me hice un Instagram nuevo específico en eso. Por ejemplo los chicos de acá, de Cromo les han preguntado harto quién ha hecho las pizarras de ellos y le han dado mi dato, mi Instagram nuevo.

Le he hecho pizarras también a Nuna, primero cuando estaba en Seminario, ahí empecé a hacer pizarras de hecho, fue mi primera pizarra, hice 4 pizarras, le hice la carta, con dibujos, todo, y ahora de nuevo trabajé con Nuna, que se cambiaron de lugar, están en Bellavista, le hice el logo nuevo y le hice un mural y 2 pizarras.

A Forestal que le hice 3 pizarras, que de hecho me gustó mucho hacerlo, porque lo mejor es cuando le haces pizarras a gente que conoces en lugares en donde has ido, entonces se te hace incluso más fácil, lo haces incluso con más amor, son como tus hijos.

También, empecé a meterme más incluso a las cafeterías de especialidad cuando empecé a trabajar con ANAPAC, porque después de trabajar en La Candelaria, pasaron unos meses y llegué a Monti. Y ahí conocí al Kike Leal y al Juanpi, con ellos trabajé harto y nos hicimos bien amigos y después que yo me fui de ahí ellos estaban metidos en ANAPAC y me empezaron a pedir una vez un afiche y después otro afiche y yo dije:

– Ya chiquillos, ustedes me piden y yo les empiezo a hacer los afiches cuando pueda.

Ellos entendieron que yo como tenía a mi hija chica en ese tiempo era medio difícil hacer los afiches, pero cada vez que yo podía los hacía. Y ahora estoy volviendo a hacer de nuevo cosas para ellos, por ejemplo, les hice el logo del Campeonato de Baristas de este año.

El otro logo que hice fue el de Mujeres del Café, que con la idea que me diste se me hizo muy fácil.

Así que en eso estoy, súper metida en café, porque me encanta el tema, y qué mejor que mezclar lo que me gusta que es el café, y lo que me gusta también de dibujar y lo que estudié; el diseño.

¿Cuáles son tus expectativas a futuro?

Seguir con el tema de pintar. Ojalá extenderme como a murales y cosas así, pero siempre en cafés, con respecto a este tema de café o gastronomía, pero no alejarme de eso.

Y ya lo que sería como soñado para mí sería tener una cafetería, y ahí yo hacerla a mi pinta y llenarlo de cosas que haga yo.

Como mi pareja es barista, entonces igual sería fácil y tengo amigas baristas entonces tendría como mi staff listo, sería muy fácil. Tengo las ganas pero me falta la plata. Yo creo que ahorrando y si me va bien con las pegas y moviéndome harto se puede lograr. Porque como las otras chicas lo han logrado, ¿cómo no lo voy a lograr yo?

¿Cuál crees tú que es el rol de la mujer en esta industria? ¿Para ti ha sido alguna dificultad ser mujer?

Yo no vi como dificultad ser mujer, hasta que tuve a mi hija, hasta que quedé embarazada.

Porque igual donde yo estaba trabajando, no iba a poder seguir por el tema de que quedé embarazada, y no en todos los lugares como que te apañan mucho con el tema. Entonces yo dije: ya, no voy a tener muchas garantías teniendo a mi guagua recién nacida y volver a trabajar -porque yo en esa cafetería estaba administrando, entonces igual era mucha pega y todo y no tenía con quien dejar a mi hija- y decidí ser full mamá y que si me salían las pegas de diseño las iba a hacer. Ahí agarré algunas pegas, pero ahora recién encuentro que me puedo estabilizar y tener horarios, y trabajar full en esto, aparte de cuidarla y de ser dueña de casa.

En ese momento como que me di cuenta que me fue difícil, igual me bajoneó ene porque a mi me gustaba trabajar en eso,  pero igual estoy mejor aún  ahora, porque estoy pintando que es lo que me gusta, desde que tengo uso de razón que dibujo, entonces como que hasta me relaja.

¿Y cuáles crees entonces que son los desafíos en la industria en torno al género?

Que no haya distinción de género. Por ejemplo, el tema del campeonato, me encantó que hubiesen mujeres que estuviesen compitiendo, pero hubiese sido mucho mejor ver más, o sea más variedad.

Yo creo que incluso algunas chicas que quieren o que les hubiese gustado participar, incluso hasta por lo mismo no se postularon, porque ven como que es un mundo de hombres. No estoy tratando de machistas a los chiquillos, pero como que se ve muy dominado por los hombres en todos los ámbitos, en el diseño también, en diseño gráfico, en todo.

Yo creo que ya se está abriendo camino, se está viendo que hay un cambio, si los campeonatos pasados yo no sé si han habido chicas que se han postulado por lo menos en el de acá, porque a nivel internacional yo creo que sí, que si han habido, pero igual son poquitas, siempre son pocas comparadas con los hombres.

Pero ahora estamos en un momento en que el tema está súper en boga, el feminismo y la mujer, yo creo que vamos en un camino a que se abran las puertas, a que confíen más en las capacidades de una, si al final somos personas igual que los hombres. De repente como que se nos olvida un poquito ese tema, como que te exigen más. A mí en las pegas, a mí por lo menos cuando estaba en cafeterías, me exigían mucho más que a los hombres.

Ad
Ad
Ad
Ad