#Reflexiones: El Barista

Si se busca la definición y/o etimología de barista, la información es bastante limitada, lo cual, ha dado paso a una definición tácita de lo que debería ser, de acuerdo a lo que se observa de ellos en las cafeterías, y sobre todo, en las que tienen un papel de referentes dentro del mercado.

Texto: Fabian Rodriguez – Fotos: #SCL


Muchos años pudimos ser testigos de cómo deportistas de la talla de Zinedine Zidane, Roger Federer, Usain Bolt o el mismo Marcelo “chino” Ríos dominan o dominaron las áreas a las que pertenecen. Esto simplemente porque lograron ser, sin duda alguna, los mejores de sus respectivos deportes. Sin embargo, y admitiendo que ellos no son los únicos referentes de cada campo, existe una característica común que los relaciona, y ese es el tema principal y más interesante de este escrito.

Cada vez que uno de ellos entra o entraba en acción, demostraban un nivel tal de elegancia durante el juego, que pareciera que el esfuerzo físico que debían realizar era mínimo, y más bien lo que aparecía en cancha o pista, era talento puro. Claro, lo anterior no es consecuencia del azar, sino que todo lo contrario. Es una combinación de varios factores, dentro de los cuales resalta el talento, gusto y un arduo trabajo y perseverancia.

El gusto, amor, pasión o como quieran llamarlo, es el pilar fundamental donde se sostiene el desarrollo del talento de estos profesionales, el cual, y a través de un estudio y práctica rigurosa, los llevó a lo más alto de sus carreras.

Si se busca la definición y/o etimología de “barista”, la información es bastante limitada, lo cual, ha dado paso a una definición tácita de lo que debería ser, de acuerdo a lo que se observa de ellos en las cafeterías, y sobre todo, en las que tienen un papel de referentes dentro del mercado.

Barista texturizando leche

Implícitamente se asume que el barista es aquella persona encargada de la preparación de bebidas en base al café y que usualmente, se encuentra físicamente junto a la “cafetera” o máquina de espressos (más asociado a expreso). Esto produce también que al barista se le asocie sólo a la preparación con este instrumento. Además, se le relaciona a un cierto tipo de vestimentas, accesorios y comportamiento para con sus clientes y /o compañeros laborales.

Pero todo lo anterior se puede considerar como un subconjunto de lo que debería ser este profesional. Y aquí es donde yace la relación con la introducción a este tema; la mirada amplia del asunto.

Si se viera al tenista suizo como un deportista que debe tratar de hacer pasar la pelota al otro sector de la cancha con tal de obtener puntos a favor, sería una descripción correcta, pero incompleta. Seguramente su análisis previo a alguna temporada involucra muchos más aspectos.

Uno de los temas básicos que una persona que se dedica a esto debe dominar muy bien, es la preparación de bebidas en base al café bajo diferentes métodos de infusión, dentro de los cuales, SOLO UNO (probablemente uno de los más complejos, si se busca un buen resultado) es a través de las máquinas italianas. Para esto, el barista debe ser capaz de dilucidar y definir cuáles son las leyes o “reglas del juego” para cada forma de contacto del café y agua. Por lo tanto, y aunque lo normal que ocurra en territorio chileno es que las cafeterías trabajen con este tipo de máquinas, el barista DEBE ser capaz de preparar bajo cualquier otra circunstancia.

A la luz de lo anterior, no hay razón alguna, más que la política misma del local en cuestión, para que un barista NO pueda preparar, comprobar o experimentar actuales o nuevas técnicas de infusión más allá de la tradicional y muy famosa receta italiana.

También, ya son muy claros los ejemplos de clientes que buscan un tipo de bebida que no tiene nombre, pero que sí la describen de acuerdo a sus gustos. Y si bien, la idea no es perder de vista las raíces de cada receta (australiana, italiana, venezolana, argentina, chilena etc.), el valor agregado que añade un barista profesional al momento de atender, es poder descifrar el mensaje que el cliente quiere transmitir y prepararlo de acuerdo a sus estándares de calidad y servicio. Así, pulcramente, al igual que lo hacía Usain Bolt cuando llegaba a la meta como si estuviese trotando en pleno juegos olímpicos, el barista debe ser capaz de evadir elegantemente las situaciones de “adversidad”. En otras palabras, el barista se encuentra generalmente bajo un contexto dinámico con su entorno, principalmente con el cliente.

El uso de la palabra “adversidad”, viene del hecho de que, en la mayoría de los casos, los referentes del “mundo del café” no toman conciencia del contexto en el que nos desenvolvemos; de que más del 90% del mercado hace referencia sólo a café soluble, por dar un ejemplo. Luego, se nos hace muy fácil caer en la consideración de que el cliente debe saber qué tipo de bebida es cada de una de la que se ofrece en carta y sus características. Mención más que honrosa al famoso Café Cortado.

En fin, este profesional debe ser una persona apasionada, dispuesta por supuesto a la crítica (siempre de buena forma!), capaz de entender y explicar lo que su cliente busca, poder preparar aquello siempre manteniendo sus más altos niveles de calidad y, por último, siempre innovando.


Fabian se desempeña como Barista y Tostador en Café Altura. Si quieres conversar con el o simplemente conocerlo, lo puedes encontrar todos los fines de semana en el carrito de La Vega Central, en el Galpón Chacareros. Dávila Baeza 706, Recoleta.

Queremos saber tu opinión

Instagram

Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.

Te puede interesar